Embarazo

Tras el parto, la reeducación del suelo pélvico es esencial

6. noviembre 2020

Muchas mujeres no han hecho sesiones de reeducación del suelo pélvico después del parto. Por falta de ganas, de tiempo, o porque no ven la necesidad…
Incluso si tu ginecólogo te dice que tu suelo pélvico está “en forma”, esto no significa que va a mantenerse así. Durante todo el embarazo, el suelo pélvico soporta el peso del bebé. Si además has tenido un parto vaginal, el suelo pélvico se distendió para abrir paso al bebé.
En resumen, la reeducación perineal sigue siendo un paso casi obligatorio en el postparto, ¡aunque sólo sea una cuestión de prevención!

La reeducación del suelo pélvico después de dar a luz

Normalmente, la reeducación del suelo pélvico se comienza unas 6 semanas después de dar a luz. Antes de empezar, se recomienda no practicar ningún deporte con impacto abdominal, ni ejercicios que solicitan el suelo pélvico (footing, tenis, equitación… ), ni tampoco cargar peso.
Sin embargo, la práctica del yoga postnatal puede ser un enfoque interesante para reconectar con tu cuerpo. Y para prepararte para la reeducación perineal.

Síntomas que revelan una fragilidad perineal

FUGAS DE ORINA, INCLUSO LEVES

¿Un estornudo, una carcajada, una simple tos y se te escapan unas gotas? Son los primeros síntomas de la incontinencia urinaria. Pero no te preocupes, esto tiene fácil solución, sólo necesitas unas cuantas sesiones con tu fisioterapeuta o matrona. Puedes complementar estas sesiones con algunos ejercicios de Kegel por tu cuenta o invirtiendo en una sonda perineal.

LLEGAR AL BAÑO ES TODO UN DESAFÍO

¿Te resulta cada vez más difícil aguantar las ganas de orinar? ¿Cuándo llegas a un lugar, tu prioridad es saber dónde está el baño? No te alarmes, pero es posible que seas propensa a la incontinencia urinaria de esfuerzo.
Unas cuantas sesiones con un profesional de la salud te ayudarán a recuperar la confianza. Además, si aprendes a contraer los músculos del suelo pélvico correctamente, puedes hacer tus ejercicios en cualquier parte: en un semáforo en rojo, mientras te cepillas los dientes o viendo una película.

PESADEZ VAGINAL

Esa desagradable sensación de que “todo puede escaparse de un momento a otro”, no debe tomarse a la ligera.
Efectivamente, la reeducación perineal permite tonificar los músculos del suelo pélvico, pero principalmente, evita el descenso de órganos.
No te equivoques, no es un problema que afecta exclusivamente a las mujeres mayores.

FALTA DE SENSIBILIDAD DURANTE EL ACTO SEXUAL

Después del parto, retomar las relaciones sexuales puede ser estresante. La reeducación del suelo pélvico te ayudará a retomar el control de esta parte de tu cuerpo y recuperar la confianza.
Además, en el postparto, el placer sexual puede ser menos intenso. Pero si controlas tu suelo pélvico, sabrás como relajarlo y llegarás al orgasmo más fácilmente.

Si alguna de las situaciones que hemos descrito te concierne, no te asustes, hay muchas soluciones a tu disposición. Primero, pide cita a tu especialista, él sabrá escucharte y guiarte. Entonces, escoge la forma de reeducación del suelo pélvico que mejor se adapte a ti. No dudes en consultar diferentes especialistas si lo que te ofrece no te conviene.
Ejercicios Kegel, sondas de electroestimulación, de biofeedback, sondas vaginales, bolas de geisha…
En definitiva, hay dónde elegir. Seguro que encontrará un método que te convenga.

Más información sobre el perineo

¿DESPUÉS DE UNA CESÁREA NECESITO REEDUCAR MI SUELO PÉLVICO?

Un parto por cesárea no exime de la necesidad de consultar a un especialista para un examen perineal. Tu selo pélvico también ha deteriorado ya que ha soportado el peso del bebé durante 9 meses.
Así que existe el riesgo de que te sufras incontinencia postparto.

Tu postura también habrá cambiado, lo que contribuye a la relajación del suelo pélvico y puede provocar dolores de espalda. Mientras que algunas lograrán recuperar un suelo pélvico firme en unas semanas, otras necesitarán un poco más de tiempo. ¡Así que no descuides la reeducación de tu suelo pélvico, incluso después de un parto por cesárea!

POR EL BIEN DE MI ESPALDA, ENTRENO MI SUELO PÉLVICO

Durante el embarazo, tu postura cambia, tu espalda está cada vez más solicitada. Después de dar a luz, la tensión en la espalda continúa tomar el bebé en brazos, la bolsa llena de cosas, etc. La flacidez del suelo pélvico puede afectar directamente a la mala postura y aumenta el riesgo de dolores de espalda. Por lo tanto, tienes que aprender a respetar tu espalda.

UNA REEDUCACIÓN PROGRESIVA DEL SUELO PELVICO EN EL POSTPARTO

El dispositivo médico Emy puede ayudarte a recuperar el control de tu suelo pélvico. Sus ejercicios lúdicos, desarrollados con la colaboración de profesionales sanitarios, te guían para controlar las contracciones del suelo pélvico.
Puedes seguir tu progreso desde tu smartphone y realizar tus sesiones cuando mejor te convenga. ¡Deja que Emy te acompañe para recuperar el control de tu suelo pélvico!

Más información sobre Emy

Para descargar la aplicación Emy directamente en tu smartphone:

googleplay-ESapple-store ES
1 likes

Votre e-mail ne sera pas publié.

Nuestra aplicación móvil

Click me télécharger sur app store